Yoga

Respiración clavicular – elimina tu EGO

Se puede ejecutar tumbada, sentado, de pie o caminando. En las primeras ocasiones será mejor hacerlo tumbad@s. Empezamos llevando el aire por la nariz hacia la zona más alta del tórax, las clavículas. Después, exhalamos por la nariz. Sentimos como el tórax se ensancha y al exhalar regresa a su posición inicial.

Sus beneficios inciden en:

  • Para los alvéolos pulmonares
  • Vías respiratorias
  • El corazón
  • Aumento de energía
  • Capacidad de resistencia cuerpo y mente.

Es recomendable practicar este tipo de respiración Yogui durante 5 o 10 minutos.

¡Comparte!

También puede gustarte...