Mente

¡Tu espacio de Meditación Mindfulness!

El objetivo de la meditación es el bienestar psicológico del ser humano, la mente, y encontrar nuestro SER. Así, la meditación y el Mindfulness están enfocados al auto-conocimiento del ser humano. En este apartado y con tal fin, encontrarás meditaciones, relajaciones guiadas y todas las técnicas del Mindfulness necesarias. Hablaremos de los beneficios, requisitos antes de meditar, las herramientas mindfulness y de la respiración.

Beneficios de la meditación

Los beneficios de meditar son innumerables. Entre las ventajas más importantes que podemos obtener de las relajaciones están:

  • Paz interior
  • Empatía
  • Mejora del sistema inmunológico
  • Salud física
  • Aprender a respirar
  • Control emocional
  • Reencuentro con el ser
  • Claridad mental
  • Auto-conocimiento interno
  • Bienestar psicológico
  • Encuentro con el sentido de tu vida

Requisitos previos a la meditación

En primer lugar debemos de tener en cuenta una serie de factores antes de meditar.

  • Ve al baño si fuera necesario
  • Ten una manta a tu lado por si la necesitas
  • En el caso de hacerla sentado utilizada un cojín o bloque
  • Si la haces tumbada/o utiliza una esterilla para mantener temperatura
  • Ten en cuenta aromas

Método mindfulness

El Mindfulness es un método que nos permite mantener la atención en el presente. Y como como todo método tiene una serie de fases para llegar a la conciencia plena.

La primera fase de mindfulness trata de hacerte ver la cantidad de pilotos automáticos que tenemos. Estos nos hacen apartar la atención del presente y atraer estrés en nuestras vidas. Por ello, te enseñamos a mantener la atención en tu propio cuerpo y daremos pautas para una alimentación consciente.

La segunda fase de Mindfulness pretende enseñarnos a manejar las emociones y miles de pensamientos que tenemos. También aprendemos a ver cuando se dispersa la mente y así traerla al presente. En este paso seremos capaces de centrar nuestra atención en nuestros sentimientos y sensaciones libres de juicios… ¡Aceptandolas!

En la tercera fase de Mindfulness utilizamos suaves movimientos para poder integrar el cuerpo con la mente, logrando una mayor atención al presente. Se trata de interiorizar y los límites físicos y mentales la filosofía Mindfulness y trasladarlos a nuestra forma de vida.

La cuarta fase de Mindfulness nos enseña a desidentificarnos con nuestros pensamientos. El sonido será fundamental aquí para llegar a la consciencia plena. Se trata de ver que los pensamientos son como el sonido, vienen y van, y no son tú.

En la quinta fase de Mindfulness entra en juego el factor de la aceptación. En este caso aprendemos a enfrentar las situaciones de la vida con curiosidad. Respondemos ante ellas y no reaccionamos. Entonces, pasamos a dominar la situación y entendemos que la aceptación trae consigo un cambio. Algunos problemas es mejor dejarlos y dejar que sigan su curso.

La sexta fase del método mindfulness consigue la atención plena mediante el desvanecimiento del pensamiento. Es cuando hemos interiorizado las fases anteriores y llega la consciencia plena. Entonces, la bondad, la empatía y compasión forman parte de nuestro SER.

La séptima fase de Mindfulness nos muestra la relación entre lo que hacemos y nuestro estado de ánimo. El bajo estado de ánimo nos hace sentir mal y consecuentemente hacemos tareas equivocadas para salir de el: por ejemplo trabajar más. Las estrategias de la atención plena nos enseña a evitar ese engaño de la mente para no caer en su espiral.

En la octava fase de Mindfulness se integra todo la aprendido en la conciencia plena. Así, somos capaces de aplicarlo en nuestra vida diaria

Técnicas del Mindfulness

Para lograr la atención plena o conciencia plena disponemos de varias herramientas entre las que podemos encontrar:

  • Meditaciones
  • Liberador de hábitos
  • La aceptación
  • El altruismo
  • El aprendizaje del pasado
  • El perdón
  • La empatía

Como vemos no solo son relajaciones guiadas sino que también se cultivan actitudes y cualidades de la personalidad. De esta manera podemos estar en el presente y entrar en nuestro modo SER. Por eso se dice que el Mindfulness es un estilo de vida.

¿Dónde podemos practicar Mindfulness?

Se suele tender a pensar que se medita sentado o de pie en casa. El caso es que hay muchas variantes. Puedes practicar mindfulness en las siguientes ocasiones:

Tomando una taza de té: disfruta de su aroma, temperatura y sabor. Piensa en todas las personas que han hecho posible tomar esa taza de té: desde el que lo recolecta hasta el que te lo vende

Justo al despertar: evita saltar de la cama corriendo para vestirte y engullir tu café y practica algunas técnicas Mindfulness.

En el trabajo seguramente veas como el trabajo de sobrepasa en alguna ocasión. Ve al baño y realiza el espacio de respiración en 3 minutos.

Mientras estás planificando puedes actuar en modo presente. Centra tu atención en el papel que usas y pon ilusión en lo que harás. Aunque estés planificando de cara al futuro hazlo de forma positiva para disfrutar el momento en que lo planificas.

Hablando con una persona: piensa en lo que te dice y no en lo que le vas a decir.

Haciendo un regalo: agradece los momentos presentes que te ha dado cualquier persona.

La respiración en Mindfulness

La respiración es uno de los procesos subconscientes y automáticos más importantes de los que disponemos para regularnos. Así, existen diferentes tipos de respiración que serán abarcados en nuestras clases semanales.

La respiración constituye una de nuestras bases en la práctica de la atención plena. Por este motivo es fundamental gestionarla adecuadamente. Fijar nuestra atención en la respiración nos permite entrar en modo conciencia plena y estar en el presente.

¡Comparte!

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *