qigong

La terapia natural QIGONG o Chi Kung

Bienvenidos de nuevo a FutuGreen, la Red Social de las terapias naturales en la que podrás REGISTRARTE para poder participar en la pestaña ”actividad” y escribir artículos como este enviándolos a futugreen@gmail.com , de tal forma que en el día de hoy vamos a hablar de una terapia natural o alternativa como es el Qigong, basada en ejercicios psico-corporales chinos que nos permitirán mejorar nuestra energía vital. Según esta terapia complementaria la salud está basada en la abundancia de Chi o energía, de tal forma que tenga un buen fluir, conseguido a su vez por ejercicios físicos, respiratorios y mentales que aumentan nuestra salud y longevidad.

QIGONG en la práctica

En la actualidad podemos recomendar que su aprendizaje sea llevado a cabo mediante un instructor cualificado, ya que es una disciplina sutil que solo puede ser transmitida desde la experiencia. Se puede practicar a cualquier edad y condición física ya que los movimientos son lentos y adaptados a todas las capacidades. Así, puede existir la posibilidad de hacer los ejercicios tanto de pie como sentados o tumbados. Su clave por tanto es la respiración y la psique.

La mejor hora para llevarlo a cabo suele ser por la mañana, aunque también, por su efecto regulador, puede darse en otras franjas horarias. Al ser una terapia natural, el espacio en el que se lleva a cabo también es importante, teniendo que ser ventilado y tranquilo. Lo ideal es practicar esta terapia alternativa o complementaria en la naturaleza o en parques debido a que la capacidad del ki es mayor. En todo caso, podremos adaptarlo a la oficina o casa en la que pasemos nuestra mayor parte del tiempo, ya que es lo más normal.

Beneficios del QIGONG

Los beneficios de esta terapia natural o alternativa son variados. De esta forma procedemos a enumerar los que hemos considerado más importantes:

  • En referencia al sistema esquelético y muscular podemos ver un aumento en el tono, mejorando la coordinazión, el equilibrio y la densidad de nuestros huesos. Podemos conseguir corregir la columna vertebral y mejorar patologías como artrosis y osteoporosis.
  • Obtendremos también una regulación de la presión arterial y del colesterol, bajando el ritmo cardíaco y mejorando la circulación, beneficiando al sistema cardiovascular.
  • Conseguiremos una mayor capacidad pulmonar y tono del diafragma para poder mejorar en afecciones como asma o bronquitis, por lo que beneficiamos al aparato respiratorio.
  • Debido a la respiración abdominal podremos ver como ese masaje en el estómago nos proporcionará una mejor distribución de los nutrientes y una mejor excreción, por lo que nos aportará beneficios en el aparato digestivo.
  • Al mejorar la comunicación entre ambos hemisferios y tener un efecto relajante haremos que tanto nuestro sistema nervioso como inmunológico se vea afectado de forma positiva.

Las diferentes escuelas de QIGONG

Con el paso del tiempo, se han ido creando diferentes variantes, según las culturas y prácticas que ha dado lugar al QIGONG médico, taoista, budista y de las artes marciales. Así, para el primero de todos podemos decir que tiene una gran influencia por parte de la medicina tradicional china, compartiendo algunos orígenes y fines como por ejemplo la prevención de enfermedades, su tratamiento o la ayuda en fase de recuperación. Así, sus postura, movimiento y masajes en determinados puntos y órganos hace que se produzcan efectos parecidos a los de la acupuntura.

Para el Qigong taoista podemos observar como desarrolla a nivel práctico el tao, la longevidad y el desarrollo espiritual. A un nivel más específico podemos decir que intenta equilibrar la tierra, correspondiente con la sexualidad y la estabilidad, el cielo, referente al pensamiento, la conciencia o la capacidad contemplativa, y el humano, así como sus emociones y relaciones con el medio. Tiene como objetivo final llevarnos al carácter simple y origen del cosmos.

El Qigong budista utilizado la posición de las dedos para protegerse, así como mantras y oraciones con un significado y una vibración especial. Se busca también el desarrollo de la mente y cuerpo que permita llegar al estado de iluminación. Por último, como arte marcial se empleó en el ejército, teniendo las bases de los anteriores tipos de Qigong. En este caso la variante wushu se centra, a parte de las bases comunes a todos, en asestar golpes vitales en los puntos de acupuntura específicos.

Las bases del QIGONG 

Entre los principios de esta terapia natural o complementaria podemos hallar los siguientes:

  • La armonización del cuerpo: obtenida mediante el aprendizaje de posturas para que nuestro eje vertial esté alineado, relajando así la musculatura, tendones y articulaciones. Los movimientos deben de ser lentos, suaves y fluidos para que podamos relajar las partes alteradas y fortalecer las débiles. De esta forma, conseguimos que el chi fluya de forma uniforme y constante.
  • Correcta respiración: este punto es muy importante, ya que la principal fuente de chi es el aire y debemos regularla para que sea silenciosa, lenta y profunda. Se debe de realizar de forma abdominal de tal forma que se acompañe a los movimientos. también, fijando la atención en ella podemos conseguir la relajación y calma.
  • Equilibrio mental: conseguido como hemos dicho anteriormente mediante el vaciado de pensamientos, haciendo ejercicios conscientes que actúan como reguladores automáticos en el futuro. Así, al estar más alerta de las señales podremos detectarlas, llegando así a un punto de autoconocimiento y sensibilidad superior.

POR ÚLTIMO

Si te ha gustado este artículo, puedes REGISTRARTE para recibir consejos naturales ya seas una persona interesada en este mundo o terapeuta que desea tener su perfil profesional para poder participar en la pestaña ACTIVIDAD y escribir artículos como este mandándolos a futugreen@gmail.com

 

 

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *