Mente Uncategorized

Formas de elevar tu energía y estar en tu camino

Dar a conocer algunas de las formas más eficaces para elevar nuestra energía es el primer objetivo de este post. El beneficio que deriva de ello es la consecución de nuestro propósito, algo que muchas personas buscan. Cuando estamos en ese nivel de energía podemos ver con claridad las oportunidades que antes no veíamos y subirnos a nuestro tren del propósito de vida ¡Emprecemos!

Cultiva tu gratitud,

Y no dejes que cada momento de tu vida pase por alto. Da las gracias por ese magnífico desayuno en compañía o junto a esos rayos de sol. Agradece el trabajo que tienes, aunque no sea el de tu propósito, para poder seguir avanzando. Agradece esa relación que tuviste por lo que aprendiste y los momentos pasados. Anota todos los días algo por lo que te sientas agradecido en tu diario de un cerebro positivo.

Confía,

Y piensa que en cada acto pasado en el que acertaste. Confía en que vas por el buen camino aunque tu situación no sea la deseada. Confía en que tu lugar es el adecuado aquí y ahora. Llevando a cabo estos pasos elevarás tu energía y llegarás a otro nivel. Confía en todo lo que hagas dejando a un lado tu ego y anota cada uno de tus aciertos en tu diario.

Desagravia,

Quitándole importancia a esos estados de odio tuyos y hacia los demás. Cuando sientas odio por alguien piensa en alguna situación feliz que viviste con esa persona y transfórmala en amor. O empatiza y piensa por qué le odias. Cuando sientas odio, entiende que esa emoción te hará vibrar en bajas y te diluye de tu camino. Cuando sientas odio, recurre a tu diario y observa todo aquello por lo que estás agradecido y confiado.

Medita,

Entra en ese estado interno, recurre a las meditaciones del Plan holístico bienestar, y observa el ritmo de la vida. Te hará relajarte y podrás elevar tu energía. Con la práctica conseguirás entenderte más a ti, a tus pensamientos y a tu camino.

Cuida tu cuerpo,

Y no lo dejes a la deriva. Sabes perfectamente lo que tienes que hacer. Reconoce todos los excesos que tienes, de bebida, de comida, de estrés, de ejercicio, de fumar… Sabemos lo que tenemos que hacer pero no conseguimos soltarlo hasta que entendemos que el beneficio de no hacerlo es mayor que el placer secundario que te evoca.

Se consciente de tu compañía,

Porque nunca estás sol@, sino acompañad@ por esa energía transparente que te guía y te impulsa. Cuídala y ella te guiará hacia tu propósito. Nadie puede llegar a su propósito a través del odio y el sentimiento de soledad. Solo puedes hacerlo a través de vibraciones altas.

Respeta y respétate, y por último…

Cuando no respetas a alguien no te respetas a ti. Te conviertes en un juzgador profesional y pasas al odio y estrés. Vibras en bajo y te sientes bajo. Piensa que toda persona está ahí para enseñarte algo aunque su comportamiento se vuelva contra ti. Aprende de ese comportamiento y no la juzgues, sino siente amor por ese saber.

Quiérete y siéntete con salud

Mírate al espejo y siente orgullo por lo que eres. Todo ha pasado por algo y eres el fruto de tus propias decisiones. Mírate al espejo y háblate: me quiero tan y como soy, acepto mi forma y mi aspecto y me desapego del juzgar. Estoy sano y sé todo lo que tengo que hacer para estarlo aún más.

Estos son los primeros escalones que debemos de aprender a subir para entrar en un estado de altas vibraciones. Si eres menos espiritual entiéndelo como un estado de mayor felicidad y claridad. Solo así estaremos preparados para los siguientes pasos del tutorial definitivo para entrar en modo propósito.

¡Comparte!

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *