Red social mas natural

Clase de YOGA: cómo aplicar actitudes del YOGA

En la cultura Yoga, a pesar de la creencia de occidente, lo más importante es el ejercicio mental. En principio podemos pensar que cuanto mejor se haga una postura o ASANA mejores yoguis seremos. Sin embargo, las posturas o Asanas son solamente un medio para conseguir una actitud YOGUI. Por este motivo, en el Plan Holístico de Bienestar mostraremos una clase de yoga y conoceremos las YAMAS o comportamientos de un YOGUI. Para ello, practica la clase de yoga que hay a continuación y compleméntala con el artículo que he escrito para ti justo depués:

Clase de Yoga de
Xuan Lan Yoga

Las YAMAS del YOGA

Estas son definidas como aquel conjunto de actitudes o conductas que un YOGUI debe de tener con el exterior. Dentro de este conjunto de conductos podemos encontrar la llamada AHIMSA, SATYA, ASTEYA, BRAMMACHARYA y APARIGRAHA. Emprecemos una a una.

La actitud AHIMSA

Este comportamiento hace referencia al pacifismo con el medio. Uno de los motivos para practicar YOGA es encontrar la PAZ INTERIOR. Por lo tanto, si queremos hallarla, lo ideal sería estar en paz con el exterior. Principalmente somos hostiles con el medio por falta de seguridad que se transforma en miedo y violencia. Con el fin de solucionar este conflicto, la clase de yoga del día y la meditación propuesta para este Plan Semanal de Bienestar te ayudarán.

Llegamos a SATYA

Esta actitud se refiera a la verdad en nuestras comunicaciones tanto con el exterior como con nuestro ser. Para ser un verdadero YOGUI debes tener sinceridad. No solo se trata de ser sincero y decirle la verdad al exterior, también se trata de ser sincera con nuestra persona. En el YOGA no puedes engañarte, puesto que estarías siguiendo un camino equivocado que te alejaría de tu paz interior. Por tanto, ser honestos con la gente y nuestra persona nos llevará a un estado de equilibrio.

Esta actitud SATYA se complemente con la anterior, AHIMSA. Esto se debe a que cuando nos comunicamos diciendo o diciéndonos la verdad, también debemos hacer de una forma sutil, sin violencia.

Pasamos a ASTEYA

Esta YAMA hace referencia al comportamiento de la honradez y el no robar. Trata de reforzar nuestra moral a través de no poseer lo que no es nuestro. Así, cuando intentamos quitar algo, ya sea material o inmaterial, denotamos envidia y carencia sobre ese algo. Evitándolo reforzamos nuestra moral y conciencia.

Vemos como a través de este principio también ponemos en práctica AHIMSA, ya que si no robamos no hacemos daño.

La continuidad de BRAMMACHARYA

En muchas ocasiones hemos sido testigos de como alguien se embarca en una dieta o rutina de ejercicios de golpe. Lo más común es que veamos como abandona dicha dieta o rutina a las pocas semanas o días. Por tanto, el no tener moderación ni continuidad han provocado esto.

la yama BRAMMACHARYA se refiere a practicar la moderación y la constancia. Cuando realizamos una actividad con moderación, somos capaces de hacer que dicha actividad perdure en el tiempo. Por lo tanto, mediante la moderación producimos constancia. Como consecuencia, se producen situaciones significativas, esas que realmente llenan nuestra vida y de las que hablamos en este otro artículo.

Por último, APARIGRAHA

Es la más escuchada ya que hace referencia a la actitud o comportamiento del desapego. Cuando no desapegamos la sensación de poseer y robar desaparece. Por tanto, el estrés se va y la paz interna vuelve ya que nos desapegamos de los resultados.

Así, gran parte del malestar humano se debe a querer conseguir un resultado demasiado bueno en algo. Por tanto, si conseguimos desapegarnos del resultado, la paz interna y la desaparición de la desesperación serán encontrados. Esto, nos permitirá alcanzar dicho resultado por paradójico que parezca.

¡Compartea la Red Social más Natural con los botones de abajo y únete a un mundo más natural!

¡Comparte!