Respiración rectangular y cuadrada

Aplica los beneficios de una respiración fluctuante y el Yoga

La importancia de la respiración en nuestras vidas está cobrando mayor relevancia por cada minuto que pasa. Así, es esencial en psicología para mantener la calma e imprescindible en Mindfulness para poder mantener la concentración. En este artículo, haremos hincapié en el Yoga y su respiración fluctuante, pasando por la respiración cuadrada y rectangular. Por último, este tipo de respiraciones son conocidas como Vritti pranayama para la terapia natural del Yoga ¡Ofrecemos la próxima clase de Yoga y a continuación vamos a explicar como hacer este tipo de respiración más detenidamente!

Sama Vritti pranayama

En este tipo de respiración Yogui, la respiración cuadrada, existen unos tiempos establecidos al igual que en la respiración rectangular. Por tanto, los pasos para seguir una respiración cuadrada serían los siguientes.

En primer lugar, debemos de concentrarnos en nuestra respiración sin intentar manipularla. Simplemente, observa y siente las inhalaciones y exhalaciones, así como las pausas que se producen entre unas y otras.

En segundo lugar, determina la duración de cada exhalación e inhalación para tener un punto de partida. Entonces, una vez que tienes calibrada tu respiración, procede a igualarla en tiempo. Si tu inhalación es de 3 segundos y tu exhalación es de 4 segundos, sería una buena idea probar con 3 segundos en ambos casos o con 4. Ahora, prueba con ambas respiraciones y comprueba que ejercicio relaja más tu diafragma. En resumen, iguala el tiempo de la inhalación y exhalación.

En tercer lugar, debemos de tener un equilibrio entre la duración de la respiraciones y la comodidad. Cada vez que vayamos practicando este ejercicio de respiración iremos notando como mejoran tanto la estabilidad como la duración. Por ello, empieza de forma relajada sin forzar la respiración y amplia tu capacidad clase a clase.

Vishama Vritti pranayama

Aquí hacemos referencia a otro tipo de respiración en el Yoga llamada rectangular. Principalmente, esta se basa en aguantar el doble la inspiración o la exhalación. En primer lugar, para llevarla a cabo debemos de hacer una introducción con la respiración cuadrada. Una vez hecho este paso introductorio debemos de seguir los próximos.

En segundo lugar, una vez practicada la respiración cuadrada debemos de aumentar 1 segundo la inspiración. Repite el proceso varias veces hasta tenerlo dominado. Por ejemplo 3 segundos de inhalación y 2 de exhalación. Así, observa los cambios en tu bienestar y la estabilidad de tus respiraciones. De esta forma, aumenta paulatinamente el tiempo de inspiración segundo a segundo hasta llegar a la respiración rectangular, como por ejemplo 6 segundos de inhalación y 3 de exhalación. Siempre se basa en doblar el tiempo de la inspiración con respecto a la exhalación y viceversa.

Por último, una vez logrado debemos de volver a la respiración cuadrada igualando los segundos de inhalación y exhalación. Así, podremos volver a empezar el proceso de forma viceversa, es decir, doblando el tiempo de exhalación con respecto a la inhalación siguiendo los pasos anteriores.

¡Suscríbete más abajo y recibe todas tus clases de Yoga On-line gratuitas!¡Forma parte de la Red Social Natural y ecológica!

¡Comparte!