carbohidratos integrales

El secreto de la Macrobiótica: carbohidratos complejos

Bienvenidos para hablar de uno de los secretos más importantes de la Macrobiótica, los carbohidratos lentos. Seguramente hayan escuchado decir a alguien que sigo una dieta decir: el almidón engorda y no puedo comerlo. Bien, pues en FutuGreen, la Red Social de las Terapias Naturales, Alternativas y Complementarias, vamos a destapar ese falso mito. En realidad, los carbohidratos complejos son los mejores alimentos que se pueden comer. Para la Macrobiótica, todo alimento natural que los contenga se considera como el mejor alimento energético. Esto se debe a que tanto la proteína como las grasas, en su proceso de producción de energía, sueltan desecho en nuestro cuerpo. El problema viene cuando la mayor parte de carbohidratos que consumimos son simples. Ahora explicaremos el por qué y sus diferencias.

No al carbohidrato simple.

Una mañana cualquiera, nos disponemos a tomar un zumo de naranja, una tostada de pan con tomare, y un café. Hasta aquí todo bien porque parece que hemos hecho un buen desayuno. Sin embargo, cuando nos ponemos a analizar podemos darnos cuenta de que tanto el zumo de naranja como el pan normal son carbohidratos simples. En este caso cabe explicar el funcionamiento de este tipo de carbohidratos y por qué lo rechaza la Macrobiótica.

El primer factor negativo para el carbohidrato simple es que su energía se libera de forma muy rápida. De esta forma, se produce una especia de subidón primerizo, que irá acompañada de una bajada brusca a causa de la insulina. Esta última, cuando detecta un pico alto de azúcar se lanza hacia su eliminación, dando lugar a un nivel de azúcar menor que el anterior al consumo del carbohidrato simple. Es así como nuestros estados de ánimo no se pueden mantener constantes y por lo tanto somos inestables. Nuestras emociones siguen el nivel de azúcar, y si este es inestable ellas también lo serán.

En segundo lugar, como tu cuerpo no es capaz de utilizar toda esa energía de golpe, hará que vaya a reservas. Los niveles de grasa aumentarán y por tanto se produce el falso mito de que los carbohidratos engordan. Este es cierto solo para los simples, mientras que los complejos serán nuestro mejor aliado.

Sí al carbohidrato lento

Ahora bien, el carbohidrato lento o complejo es crucial para la dieta Macrobiótica por que libera su energía lentamente. Esto produce que el cuerpo lo vaya utilizando a su ritmo, lentamente, sin tener que acumularlo en grasas por no haberlo podido usar. También evitará los anteriores picos de azúcar descritos, haciendo que nuestro carácter sea estable. ¡Ya no tendremos ese mono de azúcar puesto que se liberará de forma paulatina!. Es muy aconsejable suministrarlos de forma continua para que no se tengan que utilizar proteínas o grasas como combustible. Esto se debe a la toxicidad de los restos que dejan en el cuerpo tras su combustión tanto grasas como proteínas.

Así, uno de los beneficios del carbohidrato complejo es su limpieza a la hora de ser consumido. Este evita que proteínas y grasas generen productos de desecho en el riñón y el hígado al generar energía. Sin embargo, el principal beneficio es que nuestros estados de ánimo serán estables a causa de la estabilidad del azúcar. A su vez, evitará que caigamos en lo que yo llamo el círculo del azúcar. Este consiste en que cuando tomamos azúcar de carbohidratos simples, nuestro azúcar en sangre se disparará. Acto seguido la insulina eliminará ese exceso de azúcar para dejarnos de nuevo sin el. Entonces volveremos a tener ganas de azúcar y el proceso se repetirá dando lugar a una montaña rusa de emociones. Es como un círculo vicioso. Evítalo con los carbohidratos lentos para tener niveles estables de azúcar.

Por otro lado, para los casos de hipoglucemia sería una buena idea acceder a un profesional de la Macrobiótica. Ante el principal problema de los niveles de azúcar, esta dieta podría ser una de las soluciones.

Ejemplos de carbohidratos lentos

A continuación, FutuGreen, la Red Social de las Terapias Complementarias, Alternativas y Naturales muestra una lista de carbohidratos complejos que pueden añadir a su compra de forma cotidiana:

  • Arroz integral
  • Avena integral
  • Maíz integral
  • Alforfón integral
  • Mijo integral
  • Cebada integral
  • Y cereales integrales en general

De forma ocasional podemos ingerir:

  • Avena triturada
  • Maíz triturado
  • Seitán
  • Cuscús
  • Trigo partido

Por otro lado debemos evitar:

  • Cereales refinados
  • Harina blanca
  • Bizcochos
  • Tartas
  • Lácteos

Para terminar

Resumiendo, hemos podido ver como la Macrobiótica aconseja el uso de Carbohidratos complejos debido a su liberación lenta del azúcar en el torrente sanguíneo. Debemos de tener en cuenta que cada vez hay más carbohidratos refinados y con cara de sanos que debemos de evitar. Toma nota de ello y consigue mejorar tu salud mediante FutuGreen, la Red Social de las Terapias Alternativas, Naturales y Complementarias. ¡Comparte en tus redes sociales con los botones de abajo  y Regístrate!.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *