la red social de las terapias naturales, alternativas y complementarias

Beneficios y consejos para Madrugar y Trasnochar

Hoy día, se está convirtiendo en moda las horas tempranas para levantarse en detrimento de trasnochar. Los que consiguen madrugar aseguran más productividad y mejor humor. Tienes más tiempo para pensar y planificar el día. Desde grandes personalidades de los negocios como Bill Gates hasta personalidades de la industria del cine afirman que su hora de levantarse está entorno a las 4 y 5 de la mañana.

Sin embargo, otras personas exitosas como el escritor y empresario Tim Ferriss afirman su pasión por acostarse tarde y levantarse tarde. Dejando ese momento de planificación y relax para antes de acostarse. Entonces… ¿qué será más beneficioso?. Haremos un análisis de estos dos puntos para poder hacernos una idea de qué nos conviene. ¡Vamos allá con FutuGreen!, la Red Social de las Terapias Naturales, Alternativas y Complementarias.

Ventajas de madrugar

En este apartado vamos a enumerar una serie de ventajas que puedes obtener cuando la persona madruga. Entre ellas hablaremos del desayuno, la planificación, el bienestar, la fluidez mental y el deporte.

El desayuno

En esta ocasión, al levantarnos antes, podemos ver que el tiempo para desayunar será mayor. Esto hará que comamos despacio y con relajación. Los niveles de cortisol en sangre serán menores y estaremos con tranquilidad. El desayuno podrá ser más variado y con una mejor elaboración. Debemos de tener en cuenta, que con un tiempo escaso será difícil hacer el desayuno que se pretende de forma idílica. No podremos hacer ese zumo de naranja o trocear esas nueces. Por ello, una ventaja de levantarse antes es la posibilidad de un desayuno mejor.

Planificación y bienestar

Tener unos minutos antes de empezar el día para metodizar la jornada será estupendo. En este caso podemos ver como grandes personalidades como Dwayne Johnson se levantan a las 4:00. Afirman que pueden planificar el día para que sea más productivo. Incluso realizan tareas del estilo ir al gimnasio para liberar ese plan de carga.

Por el lado del bienestar… ¿Nunca habéis despertado en mitad de la noche he ido al baño?, Entonces miraron el reloj y marcaba las 4:00 am. ¡Qué gusto, aún puedo dormir unas horitas más?. Ese placer es parecido al del bienestar que ofrece levantarse temprano. Sientes como así puedes tener un espacio de tranquilidad para ti antes de ir al trabajo. Sientes como el tiempo existente te permite planificar sin estrés. Por ello el bienestar es otro de los motivos para levantarse temprano.

Fluidez mental y deporte

Es cierto que en mi época de estudiante, siempre tenía la misma costumbre, estudiar por las mañanas. Mientras tanto, otras personas se dedicaban a estudiar por la tarde y por la noche. Incluso en la madrugada. Personalmente, no podía  hacerlo en otro momento, solo en la mañana. Notaba más fluidez y más tranquilidad porque sabía que estaría todo listo antes de comer y el resto del día sería para mi. También, el cansancio se acentúa a medida que transcurren las horas. Por tanto, la actividad cerebral es más pesada. Así, la fluidez mental es mayor a horas tempranas.

Por otro lado, el deporte es una de las disciplinas que más nos puede ayudar a la hora del bienestar emocional. No solo segrega la hormona de la felicidad, sino que también nos cuida y nos activa. Así, reservar ese momento de la mañana para dar unas vueltas a la manzana o realizar yoga será fantástico.

Ventajas de trasnochar

Pero ahora vamos con la otra cara de la moneda. Se ve que trasnochar también le ha ido bien a gente como Tim Ferriss y Obama que lo cuenta en esta entrevista. Decía que la noche era más productiva para él y que tenía mejores ideas. Por ello vamos a analizar una serie de ventajas para la gente que trasnocha.

trasnochar

Creatividad

Pareciera que ese momento de la noche, sintiendo la soledad de ser una de las pocas personas despiertas despertara algo mágico. La paz y la relajación parecen tener una incidencia directa sobre la creatividad. Nuestra parte lógica está agotada de las tareas rutinarias del día a día. Por ende, empieza a tomar el control nuestro hemisferio derecho y todo es más creativo como dice este artículo sobre creatividad.

Coeficiente intelectual

Se suele decir que la persona trasnochadora tiene un mayor coeficiente intelectual como muestra el siguiente estudio. Una hipótesis propia de esta coincidencia puede ser que la gente con más coeficiente concilia más tarde el sueño debido a su alta actividad mental. En alguna ocasión nos hemos encontrado hasta altas horas de la madrugada pensando y pensando sin conciliar el sueño. Se ve que ese exceso de conexiones puede tener algo que ver.

Estabilidad en la atención

Conforme pasa el día, es evidente que el cansancio se va apoderando de nuestra atención. Cuando llega la hora de comer y ya no digamos después, la jornada laboral se hace más pesada. Estudios como este muestran que tras 10 horas después de levantarse, los madrugadores tenían menor atención que los trasnochadores.

Por ello, dependiendo de tu rutina laboral o estilo de vida, deberás ser trasnochador cuanto más larga sea tu jornada. Esto es correcto siempre y cuando cumplas con tus horas de sueño. Como muestra este estudio, lo importante no es la hora de dormir, sino la rutina y el tiempo. De nada vale acostarse a las 2 am y despertar a las 6 am porque no cumplirás con tus horas de sueño.

Trasnochar y madrugar

Por lo tanto, creo que después de lo expuesto no es tan malo ni ser madrugador, ni ser trasnochador. Debemos de elegir la rutina que mejor se asemeje a nuestra biología natural. Así daremos una serie de consejos específicos para ser mejor trasnochador o mejor madrugador. Tampoco podemos olvidar, que despertar con la luz del sol será bueno en ambos casos. Por ello, debemos de tener en cuenta las persianas y cortinas con tal de provocar ese efecto. ¡Empezamos con los consejos específicos!.

Consejos para madrugar

Una vez expuestas las principales ideas por las que se puede escoger esta forma de vida, expondremos una serie de indicaciones. Estas últimas serán capaces de aumentar aún más los beneficios del madrugador.

La fruta y el agua

En primer lugar debemos de hacer referencia a la hidratación. Cuando despierto tengo la costumbre de beber agua. Otras personas dicen que la beben con limón. También será efectivo. No podemos olvidar que hemos estado horas durmiendo sin recibir ningún tipo de líquido. Por tanto, nuestra musculación se verá más hidratada y no tendremos calambre si decidimos hacer deporte a primera hora de la mañana. También, nuestra sangre está mejor oxigenada y cuando llegue al cerebro, este se encontrará mejor nutrido. Por otro lado, estimularemos la orina y el tránsito intestinal para poder expulsar los desechos y toxinas, empezando el día con la máquina a punto.

Preferentemente, aconsejo beber agua de porrón, el cual mantiene la temperatura óptima de ambiente para nuestro cuerpo. Cuando bebemos agua demasiado fría nuestro cuerpo gastará mucha energía en calentarla y no es aconsejable. Lo mejor es rellenarla la noche anterior para que pose y el cloro desaparezca. No olvidemos que la cultura china recomienda beberla caliente o tibia como dice este artículo.

También necesitaremos una dosis de energía. Para ello es fundamental consumir una pieza de fruta, recordando estar a temperatura ambiente. Sus azúcares naturales ayudarán a estimular la función cerebral. Es su combustible. Evita azúcares refinados porque te darán energía al principio y después desaparecerá bruscamente.

Sin móvil y poco a poco

Levantarse poco a poco es algo crucial. Si queremos empezar a ser una persona madrugadora no podemos quitarnos 2 horas de sueño bruscamente. Lo ideal sería de 15 en 15 minutos para no sufrir efectos de somnolencia. Por otro lado, ligado a este consejo, algo muy importante es despertarse con la primera alarma.

El móvil, la Tablet o cualquier dispositivo que emita luz no es aconsejable. Evítalos unas horas antes de dormir para no confundir a tu cuerpo. La luz puede hacerle creer que es de día y activarte.

Consejos para trasnochar

Una vez que hemos visto todas las ventajas de los trasnochadores, no podemos olvidarnos de cómo mejorar esta forma de vida. Para ello mostramos una serie de pautas a seguir que podrán igualar la productividad con respecto a gente madrugadora.

Planificar y crear

No solo gente madrugadora tendrá un día planificado. Recuerda que como trasnochador tendrás mucho tiempo de planificar el día siguiente con tranquilidad y creatividad. Establece una rutina de forma escrita. Así, cuando despiertes podrás realizar las tareas aprovechando al máximo el tiempo. Recuerda que tu atención se mantendrá durante más tiempo que cuando hay que madrugar.

También tiene tiempo para crear. Si te ronda alguna idea de negocio o alguna forma de mejorar en tu empresa propia o en tu trabajo es el momento. También puedes tirar de bolígrafo y papel para establecer ideas creativas. Aprovecha que tu función lógica esta en modo off.

Prepara el desayuno

Aunque muchas veces no se puede preparar todo, sería una buena idea dejar el pan cortado al lado del tostador, exprimir o cortar el tomate y dejar las naranjas al lado del exprimidor. Así, cuando despiertes, solo tendrás que dirigirte a la cocina y en cinco minutos todo estará listo. El zumo estará a temperatura ambiente como hablamos anteriormente y tendrás más tiempo para ejecutar el plan de la noche pasada.

¿Y yo soy de madrugar o trasnochar?

En primer lugar tienes que sentir tu propia naturaleza. Estudios genéticos demuestran tanto la existencia de personas trasnochadoras de serie como de personas madrugadoras de serie. Por ello debes de ajustarte a tu biología.

La primera forma de detectar cuál es tu biología ideal es algo estricta. Prueba dormir en la naturaleza. Espera el buen tiempo para ir a un camping con tienda de campaña o coge una casita de madera en invierno. Intenta ser lo más natural posible. Para ello, no tapes las ventanas, para poder dormir con la luz nocturna y despertarte con la luz del día. Tampoco utilices dispositivos móviles de forma excesiva ni despertadores. Al cabo de una semana verás a qué hora de forma natural le apetece a tu cuerpo despertar y dormir.

La segunda forma es algo más intuitiva. Simplemente observa si cuando madrugas tu día es peor o mejor. Observa si tienes más productividad cuando trasnochas o cuando madrugas. Mira tu estado de ánimo y tus fuerzas. Así, también sabrás que te demanda tu cuerpo.

Concluyendo

Gracias por estar en la Red Social de las terapias complementarias, alternativas y naturales compartiendo estos dos estilos de vida. Hemos podido ver que ambos tienen sus ventajas y desventajas y que debemos de elegirlos según nuestra naturaleza y estilo de vida. ¿Prefieres madrugar o trasnochar? ¡Comparte este artículo en tus redes sociales y únete a la Red Social!.

¡Comparte!