Cómo crear conductas del éxito y acabar lo que empiezas

Muchas son las ocasiones en las que nos hemos enfrentado a grandes retos. En ocasiones hemos salido con la victoria por bandera y en otras con un aprendizaje sobre el error, siendo ambos casos positivos. Sin embargo, cuando se convierte en una costumbre abandonar un reto que empiezas o que estás a punto conseguir, sin terminar, debes prestar atención a este artículo. Esta cuestión seguramente se deba a algunos de los factores que causan acciones saboteadoras. Con el fin de dar soluciones, daremos las claves para detectar dichos factores nocivos y las herramientas para llevar a cabo conductas del éxito.

En Programación Neurolingüística o PNL, cuando hay un reto delante, hay personas con tendencia a seguir y otras a abandonar . ¿Quieres formar parte del grupo que se acerca a su éxito?¿Quieres saber como terminar lo que empiezas?¿Quieres empezar a escribir tu propia historia de éxitos? ¡Entonces sigue leyendo!.A

Factores causantes del abandono

La cuestión aquí es acercarse o alejarse del éxito personal. Recuerda la última dieta que realizaste o algún reto que te propusiste. Seguramente conocerás a muchas personas que han perdido peso, pero que de repente sus metas conseguidas empiezan a desvanecerse. Empiezan a ganar peso, se descuidan y acaban de nuevo en el punto de partida. Se podría decir que estas personas tienen un metaprograma de alejarse de… 

Esto suele ocurrir como consecuencia de una serie de factores que impulsan acciones que sabotean nuestro éxito. Algunos de los factores causantes de acciones saboteadoras serían los siguientes:

  • La creencia limitante de no creerse merecedores de ese premio o recompensa.
  • La creencia limitante de considerar que no somos capaces de dar ese pequeño y último paso.
  • También, se puede deber a la unión de los dos factores anteriores con la falta de un plan. Cuando no tenemos un plan, preferiblemente por escrito, todo esto puede derivar en la pérdida del Norte .
  • Por último, puede que nuestra mente esté colapsada por el exceso de pensamientos y falta de guías.

De esta manera, cuando tenemos alguno de los 4 factores anteriores, vamos a la deriva en una montaña rusa en la que igual estamos a punto de conseguir algo, que estamos a punto de abandonarlo. Ello se debe a que esos factores producen acciones saboteadoras como explicamos a continuación.

¿CÓMO NOS auto-saboteamos?

El proceso que se da en nuestra mente es bien sencillo. Primero queremos lograr algo, después tenemos una creencia limitante y así, nuestra mente busca acciones que saboteen esa meta para justificar la creencia limitante o factor de abandono. Así, una vez que en el apartado anterior hemos descrito los cuatro factores causantes de acciones saboteadores, vamos a explicar que son estas últimas.

Primero piensa en aquella meta que has querido conseguir o que has estado cerca de hacerlo. Después tienes que pensar qué ocurría cuando te disponías a trabajar en ella. Quizás notaste que si tu meta era hacer deporte, justo antes de ir al gimnasio se te ocurría otro plan. Puede que tu mente pensase que debías hacer la compra u otra actividad ” más importante ”. Así, se saboteó tu meta de ” ir al gimnasio”.

Quizás, tenías que empezar a elaborar el plan de tu nuevo proyecto o negocio y curiosamente en ese momento se te ocurrió realizar una llamada importante y larga. Así, ese la acción ” llamar por teléfono ” volvió a sabotear tu nueva meta.

Si cuando nos disponemos a llevar a cabo cualquier tipo de acción y de repente, justo antes de empezar, se nos ocurre algo nuevo es porque se trata de una acción saboteadora. Ser consciente de lo dicho en este apartado es el primer paso para empezar a tener conductas de éxito. Ahora, pasamos a estudiar los factores que nos aportan conductas de éxito.

Cómo elaborar tus conductas de éxito

Las conductas del éxito son aquellas acciones que combaten los 4 factores que producen acciones saboteadoras. Así las 4 conductas del éxito que vamos a utilizar serán las siguientes:

  • Utilizaremos el vocabulario POSITIVO: esta nos permitirá luchar contra la creencia limitante de no creerse merecedores de ese premio o recompensa.
  • Otra conducta de éxito sería una meditación: así, creencia limitante de considerar que no somos capaces de dar ese pequeño y último paso podrías ser paliada.
  • La Matriz Diana: ante la falta de un plan, es importante elaborar un camino que nos permita visualizar nuestro éxito. Cuando no tenemos un plan, preferiblemente por escrito, todo esto puede derivar en la pérdida del Norte.
  • Programa Mindfulness de 8 semanas: cuando nuestra mente está colapsada por el exceso de pensamientos, el Mindfulness es una herramienta perfecta.

Ahora, pasaremos a describir las tres anteriores conductas del éxito para combatir los factores causantes de acciones saboteadoras.

MINDFULNESS Y MATRIZ DIANA.

Cuando nuestra mente tiene un exceso de pensamiento, nuestra toma de decisiones se nubla. Por ello debemos de calmarla. Utilizando el Mindfulness podremos estar en el presente y aumentar nuestras emociones positivas. Esta herramienta es una conducta del éxito puesto que nos ayuda a detectar, mediante la claridad mental, esas acciones saboteadoras. Solamente así, seremos capaces de evitarlas y retomar nuestro plan.

Por otro lado, cuando la causa de nuestras acciones saboteadoras es la falta de un plan, debemos de elaborarlo mediante la Matriz Diana. Esta última nos permite trazar un camino. La necesidad de establecer nuestras metas y los pasos para conseguirlas, tanto a largo plazo como a corto plazo, es obligatorio. Nos permitirá saber si estamos teniendo desviaciones y por lo tanto detectar si nuestras acciones van acorde con nuestros objetivos. Si no así, seremos conscientes de que son acciones saboteadoras y podremos suprimirlas.

VOCABULARIO POSITIVO Y MEDITACIÓN

Cuando sabemos que nuestro factor causante de acciones saboteadoras es la creencia limitante ” no lo merecemos o no somos capaces ” tenemos la posibilidad de utilizar un vocabulario positivo. Dentro de este vocabulario debemos de usar palabras o expresiones como:

  • Llevar a cabo
  • Obtener
  • Conseguir
  • Tener
  • Alcanzar
  • Lograr
  • Incluir

Así, como última conducta del éxito, utilizaremos una meditación para reforzar nuestra autoestima. Esta última es adecuada cuando tenemos una creencia limitante de creer que no somos capaces ”. Así, os proporcionamos la siguiente meditación de JC2 – José Carlos Carrasco:

FINALMENTE

A modo resumen, debemos de saber que los factores causantes de acciones saboteadores, deben de ser combatidos con las conductas del éxito. Estas últimas serán el Mindfulness, la Matriz Diana, el vocabulario positivo y una meditación. ¡comparte en tus redes sociales si te ha gustado y quieres ayudarnos a crecer!¡Utiliza los botones de abajo para colaborar y ayudar a más gente con la Red Social de las Terapias Naturales, Alternativas y Complementarias!.

¡Comparte!