Comunicación efectiva: influir sobre las personas

Bienvenidos a la Red Social de las Terapias Naturales, Futugreen. En el día de hoy, junto al coach de la mente, vamos a estudiar algunas técnicas que nos permitirán tener una comunicación efectiva. Así, podremos hacernos escuchar, controlar las conversaciones difíciles, tener empatía y saber decir no.

Para empezar a hablar de este tema debemos de definir la palabra compenetración. Esta hace referencia a un estado en la conversación en el cual ambas personas son capaces de mantener una relación óptima. Aún cuando sus puntos de vista son diferentes entran en un mutuo respeto, y se escuchan en doble vía. Por tanto, la compenetración a la hora de comunicarse es esencial para el éxito y la consecución de nuestras metas. ¡Aprendamos técnicas sobre cómo conseguirla!.

Técnicas para una comunicación efectiva

Desde el punto de vista de la programación Neurolingüística, hay diferentes técnicas que pueden servirnos para llevar a cabo una comunicación eficaz. Las técnicas son varias y podemos diferenciar dos grandes grupos. Las primeras son aquellas que tenemos de forma innata, aprendidas con la práctica. Las segundas son las proporcionadas como método de la PNL.

Técnicas innatas de comunicación eficaz

Desde punto de vista personal, todas las personas poseemos unas técnicas de comunicación efectiva innatas. Para descubrirlas solo debes dedicar unos minutos a pensar en conversaciones positivas que has tenido recientemente o en el pasado. Tómate un tiempo para pensar en ellas y detecta las modalidades utilizadas en tu comunicación, observa el respeto de ambos puntos de vista y tu postura corporal.

Por el contrario, piensa en una comunicación poco satisfactoria. Dedícale un instante a pensar en las modalidades que utilizaste, tu postura corporal y el respeto del punto de vista. Llegando a este punto seguro que te percatarás de alguna diferencia entre ambas comunicaciones. ¡Haz lo que hiciste en la comunicación eficaz!.

Técnicas de la PNL

Desde el punto de vista de la PNL la compenetración, ese requisito básico para la comunicación eficaz, actúa en varios niveles. Estos niveles son tu formas de ser, tus creescias y valores, el propósito de vida, habilidades, aspecto físico, tono de voz y personas o lugares en común. Por tanto, pasamos a describir las diferentes técnicas para tener una comunicación eficaz en dichos niveles.

Técnica 1: saber escuchar e imitar

Como el subtítulo sugiere, tenemos que empezar por escuchar. Solo el echo de tener la intención de escuchar será percibido por el emisor. Puedes saber si eres de esas personas que no escuchan cuando estás pensando lo que vas a contestar mientras la otra persona te está comunicando. De esta manera, será imposible escucharla al cien por cien. Por ello, practica el no pensar que vas a decir a continuación, mientras escuchas atentamente.

Por otro lado debemos de imitar al locutor. No solo se trata de un simple comportamiento parecido. Debemos de imitar con respecto a la respiración, postura corporal, tono de voz, vocabulario empleado. Cuando tenemos la respiración igualada, el emisor verá que estamos en su misma frecuencia, ”que somo parecidos”. La gente tiende a pensar ”esa persona es parecida a mi, que buena gente”. ¡Por esto debes practicar la imitación!.

Técnica 2: longitud de la conversación y propósito

En este caso, debemos de tener en cuenta si la persona trata de hablar de forma extendida o simplificada. Con la misma base de la imitación, intenta utilizar la misma extensión en tus frases u oraciones. Por el contrario, puedes caer en la pérdida de atención por parte de la persona.

Con respecto al propósito, debes de averiguar que es lo que pretende obtener de la conversación. Quizás un amigo quiera influir sobre ti en el caso de querer ir a su película favorita, diciendo que quiere salir por algún lado cercano al cine. Si detectas esa situación es probable que puedas utilizarla a tu favor para poder comentarlo y que siente como le escuchas y le entiendes. Esta comunicación efectiva te hará ganar puntos para próximas peticiones.

Técnica 3: Acoplamiento y reflejo para entender el punto de vista contrario

En muchas ocasiones vemos como dos personas se relacionan de una forma sensacional. Nos provoca esa especie de envida sana al ver como su unión parece un baile de salón. Pie con pie, mano con mano y movimientos sutiles y parecidos. Pues bien, a esto se le llama la técnica de acoplarse y reflejarse en Programación Neurolingüística. Cuando nuestros tonos, nuestras posturas, y nuestro lenguaje se asemejan a la otra persona entramos en el baile de la comunicación efectiva.

Cuando nos acoplamos a alguien, no solo haremos las mismas cosas que esa persona, sino que también podremos sentirnos como ella. Seguramente hayan escuchado de algún científico como el cambiar nuestra postura puede cambiar nuestro estado de ánimo. Si vas con los hombros abajo y cabeza baja, te sientes triste. Sin embargo, cuando levantamos la mirada y nos ponemos erguidos, nuestros sentimientos cambien. El cerebro percibe que estamos activos y seguros. Pasa lo mismo con el acoplamiento, ya que si imitamos a la otra persona podremos saber en que estado se encuentra. Por tanto, con esta técnica podremos entender su punto de vista para tener una comunicación efectiva.

Técnica 4: el metaespejo para entender el punto de vista contrario

Otro método para entender el punto de vista de la otra persona sería el metaespejo de la PNL. Imagina que delante de tuya hay 4 posiciones situadas en el suelo. De esta forma el método quedaría tal que :

  • Imagina que estás en la primera posición. En este caso aquí solo ves tu punto de vista con respecto a la conversación que te concierne.
  • Después vete a la posición 2. En ella intentarás empatizar con la persona. Intentarás ser ella o el para ver que siente. Puede ayudarte del método anterior del acoplamiento. Imagina que tienes sus posturas y refleja su tono de voz. ¿Que puedes sentir?
  • Ahora, en la posición 3 debes de visualizar tanto la posición 1 con tu punto de vista, como la posición 2 con el punto de vista de la otra persona. ¿Qué ocurre?. ¿Puedes entender mejor a esa persona?. ¿A cambiado tu opinión con respecto a ella?. ¿La entiendes mejor?.
  • Por último, da el paso a la cuarta posición y medita sobre todo lo aprendido.

En estos casos, podemos utilizar la técnica para situaciones en las que la conversación no esté ocurriendo en el momento. Sería muy difícil poder realizar este método mientras ”se escucha al emisor”. Para casos ”in situ” lo mejor sería utilizar la técnica 3 del acoplamiento ya que a la vez que entiendes como se siente esa persona la estás imitando.

La hora de marcar el paso

Una vez explicadas las anteriores técnicas para llevar a cabo una comunicación efectiva debemos de saber… ¡que solo nos falta práctica para ser expertos en la comunicación eficaz!. Así, podremos marcar el paso en cualquier situación en la que estemos. Por último, recortaremos un par de flecos para que puedas alcanzar el clímax de la comunicación.

Los últimos flecos…

No te olvides de tener en cuenta los siguientes puntos que pueden influir en la comunicación efectiva. Según diversos estudios por algunas de las universidades más prestigiosas del mundo, se ha detectado que lo importante no es lo que se dice, sino como se dice. Cuando estamos delante de otra persona, la eficacia del mensaje depende de:

  • Un 7% de la eficacia se le atribuye al contenido, las palabras.
  • Un 38% es atribuido al tono de voz.
  • Por último, el 55% de la eficacia es atribuida a la postura corporal en general.

¡Cuida estos aspectos a la de comunicarte!. Gracias por estar aquí, en la red social de las terapias alternativas. ¡Comparte en tus redes sociales este artículo y haz que la Red Social de las Terapias Complementarias siga creciendo!.

¡Comparte!